Google+

Las patas de gallo son esas arrugas finas que se forman alrededor de los ojos, suelen salir a partir de los treinta años pues la producción de colágeno y elastina disminuye con la edad y esto provoca signos de envejecimiento.

Hay otros factores que aceleran la aparición de las patas de gallo como la exposición excesiva al sol, el fumar, la alta contaminación o fruncir el ceño en exceso.

Hay varios remedios naturales para ayudar a minimizar las líneas de expresión y estos son los mejores.

10 remedios caseros para minimizar las patas de gallo

1.- Claras de huevo

Bate una clara de huevo hasta obtener una consistencia espumosa. Aplica en la parte exterior de la zona de los ojos y a lo largo de los pómulos. Deja actuar por 10 minutos y limpia la zona con un algodón empapado en agua fría. Haz esto dos veces a la semana.

Alternativamente lava tu cara con el jabón de almendras y agua de rosas de oliva y limón, después aplica una clara de huevo en toda la cara. Deja que se seque por completo y aplica otra capa. Deja actuar por 15 minutos y lava con agua tibia. Seca tu cara con una toalla suave y aplica la crema de Fórmula 18 de Oliva y limón. Haz esto dos veces por semana.

2.- Papaya

Es rica en vitamina C que ayuda a combatir los radicales libres en la piel y estimula la producción de colágeno. También ayuda a eliminar células muertas y tensar la piel.

Frota suavemente un trozo de papaya cruda contra la piel, deja actuar por 10 minutos o hasta que se seque y enjuaga con agua fría. Haz esto una vez al día.

Alternativamente raspa la pulpa de una papaya madura y mezcla con un poco de harina de avena. Aplica la mezcla sobre la piel y masajea suavemente la zona. Deja actuar por 10 minutos y enjuaga con agua fría. Haz esto dos o tres veces por semana.

Otra opción es hacer puré de papaya y añadir una cucharada de aceite de oliva. Aplica la mezcla en tu cara y deja por 10 minutos. Lava con agua fría. Puedes aplicar esta mascarilla 3 veces por semana.

3.- Leche

El ácido glicólico que contiene ayuda a exfoliar las células muertas de la piel y promueve la producción de colágeno.

Empapa un paño limpio en leche y colócalo sobre el área de los ojos. Deja reposar por 10 minutos y enjuaga con agua fría. Repite el proceso dos veces al día.

Añade unas gotas de aceite de almendras en un tazón grande de leche fría. Remoja dos rebanadas de pan en la leche. Coloca las rebanas de pan en un trozo de tela y coloca sobre tus ojos. Deja actuar por 10 o 20 minutos. Usa esta compresa una vez al día por varios días hasta notar resultados.

4.- Aloe Vera

Toma una cucharada de jugo de aloe vera dos veces al día para obtener los beneficios de sus propiedades antioxidantes.

Extrae el gel fresco de aloe vera y aplica alrededor de los ojos antes de ir a la cama. Por la mañana lava tu cara con agua fría. Haz esto diariamente y en pocas semanas notarás la piel más firme, hidratada y con menos patas de gallo.

5.- Vitamina E

Es un potente antioxidante esencial para la regeneración de nuevas células de la piel y ayuda a mantener la humectación.

Rompe dos cápsulas de vitamina E y pon el contenido en un recipiente. Aplica el líquido sobre las arrugas alrededor de los ojos, masajea suavemente por unos minutos. Haz esto cada noche antes de ir a dormir.

6.- Aceite de coco

Es un humectante natural con una alta cantidad de vitamina E. También tiene ácido linoleico que ayuda a retrasar la formación de arrugas y flacidez.

Frota suavemente unas gotas de aceite de coco extra virgen sobre la piel alrededor de los ojos cada noche antes de dormir.

7.- Aguacate

Tiene fuertes propiedades antibacterianas y antioxidantes y es rico en ácidos grasos monoinsaturados que son excelentes para la revitalización de la piel seca y sin brillo. El alto contenido de vitamina D y E ayudan a estimular la producción de colágeno y esto reduce la aparición de arrugas.

Tritura la pulpa de un aguacate maduro y aplica sobre las patas de gallo, deja actuar por 20 minutos y lava con agua tibia. Haz esto una vez al día para mantener la piel hidratada.

Haz una mezcla con aguacate y tres cucharaditas de aceite de almendras dulces. Aplica alrededor de los ojos, deja actuar por 20 minutos y lava con agua tibia. Haz esto una vez al día.

8.- Aceite de ricino

Es un emoliente natural perfecto para tu piel.

Antes de acostarte aplica unas gotas de aceite de ricino en las patas de gallo y masajea suavemente la piel. Deja toda la noche y por la mañana lava con agua tibia. Haz esto diariamente.

También puedes mezclar una cucharada de aceite de ricino y aceite de sésamo y aplicar esta mezcla sobre las patas de gallo antes de ir a dormir.

9.- Pepinos

Ralla un pepino y aplica su jugo alrededor de los ojos. Deja actuar por 10 minuots y enjuaga con agua fría. Repite el proceso dos o tres veces al día por varias semanas.

También puedes cortar un pepino en rodajas gruesas y frotar alrededor de los ojos suavemente por unos minutos dos veces al día.

10.- Jugo de limón

Es rico en ácido cítrico que actúa como exfoliante y astringente.

Frota suavemente un poco de jugo de limón recién exprimido sobre tus patas de gallo, deja actuar por 5 o 10 minutos y enjuaga con agua fría. Haz esto dos o tres veces al día.

Mezcla una cucharadita de jugo de limón y una cucharada de jugo de naranja. Aplica esta mezcla sobre las patas de gallo y deja actuar por 10 minutos. Lava con agua fría. Haz esto una vez al día.

Además de aplicar estos remedios hay que usar un protector solar todos los días, no fumar, tomar mucha agua y seguir una dieta saludable.

😍 Los aceites que uso y recomiendo para los remedios naturales son de Young Living y puedes comprarlos en 👉nuestra tienda en línea, hacemos envíos a todo México.