Google+

Los dientes se ponen amarillos por el envejecimiento, factores hereditarios, mala higiene dental, consumo excesivo de té, café, tabaco y cigarrillos, antibióticos, infecciones y problemas en el metabolismo. Ir al dentista sale caro, pero hay remedios caseros para blanquear los dientes que te devolverán tu blanca sonrisa, estos son los más efectivos.

9 remedios caseros para blanquear los dientes

1.- Bicarbonato de sodio

Ayuda a eliminar la placa y elimina el color amarillento de tus dientes.

Mezcla un cuarto de cucharadita de bicarbonato de sodio con un poco de pasta de dientes. Cepilla tus dientes con esta mezcla arenosa y enjuaga con agua tibia. Hazlo una o dos veces a la semana.

También puedes combinar bicarbonato de sodio con jugo de limón o vinagre blanco.

Puedes hacer un enjuague bucal mezclando una cucharada de bicarbonato de sodio con media cucharadita de peróxido de hidrógeno y una taza de agua fría. Usa este enjuague dos o tres veces al día.

También puedes frotar los dientes con suavidad durante dos minutos con bicarbonato de sodio diluido. Haz esto dos veces la primera semana y después cada 15 días.

No abuses de este remedio porque el exceso de uso de bicarbonato de sodio puede quitar el esmalte natural de tus dientes.

2.- Cáscara de naranja

Limpia tus dientes con cáscara de naranja fresca para reducir el tinte amarillo de tus dientes.

Frota la piel de naranja sobre los dientes todas las noches antes de ir a dormir. La vitamina C y el calcio combatirán los microorganismos durante la noche. Haz esto por dos semanas y notarás los resultados.

3.- Fresas

Contienen una buena cantidad de vitamina C, que ayuda a que tus dientes sean más blancos.

Tritura unas fresas para hacer una pasta. Frota la pasta sobre los dientes con suavidad. Si realizas esto dos veces al día durante unas semanas notarás cómo se desvanece el tinte amarillo en tus dientes.

Otra opción es mezclar la pulpa de fresa con media cucharadita de bicarbonato de sodio y extiende esta mezcla sobre los dientes. Deja por unos minutos y enjuaga. Cepilla tus dientes con pasta para quitar los residuos.

4.- Peróxido de Hidrógeno

El efecto de decoloración leve del peróxido de hidrógeno ayuda a blanquear tus dientes.

Enjuaga y haz gárgaras con un enjuague bucal que tenga peróxido de hidrógeno.

También puedes hacer una pasta de bicarbonato de sodio con peróxido de hidrógeno y cepilla tus dientes con esto. Después cepilla con tu pasta regular.

Usa el peróxido de hidrógeno con mucho cuidado porque puede irritar tus encías y hacer que tus dientes se pongan sensibles.

5.- Limón

Hacer gárgaras con jugo de limón y limpiar tus dientes con cáscara de limón los pondrán blancos de nuevo.

Mezcla unas gotas de zumo de limón y un poco de sal. Aplica esta mezcla sobre las manchas en los dientes y frota vigorosamente la pasta sobre dientes y encías. Deja actuar por unos minutos y enjuaga con abundante agua.

6.- Sal

Es uno de los agentes de limpieza dental y ayuda a reponer minerales perdidos en el contenido de los dientes y ayuda a revivir su color blanco.

Puedes usar sal común cada mañana como un polvo de dientes en lugar de pasta dental.

Otra opción es mezclar la sal común con bicarbonato de sodio y frotar suavemente sobre los dientes.

Ten mucho cuidado al usar la sal ya que puede dañar tus encías y el esmalte dental.

7.- Albahaca

Las hojas de albahaca tienen propiedades para blanquear y proteger los dientes de problemas como la piorreo, una forma avanzada de enfermedad periodontal.

Pon unas hojas de albahaca en el sol por unas horas. Cuando estén secas muele para hacer un polvo. Mezcla el polvo con tu pasta de dientes y cepillate de manera normal.

Otra opción es hacer una pasta de hojas de albahaca y aceite de mostaza y usar esta para limpiar tus dientes.

8.- Manzanas

Come una manzana crujiente para blanquear tus dientes.

Mastica lentamente para que la naturaleza ácida de la manzana y su carne áspera rica en fibra tenga tiempo suficiente para trabajar en tus dientes.

También puedes comer alimentos crujientes como la zanahoria cruda, pepinos y brócoli.

9.- Carbón

El carbón vegetal puede blanquear tus dientes.

Mezcla un poco de polvo de carbón vegetal con tu pasta de dientes regular y cepilla suavemente tus dientes. Haz esto dos veces al día para que notes resultados más rápidos.

Si no tienes carbón puedes usar las cenizas de un pan quemado.

😍 Los aceites que uso y recomiendo para los remedios naturales son de Young Living y puedes comprarlos en 👉nuestra tienda en línea, hacemos envíos a todo México.