Google+

El eccema es un trastorno crónico de la piel que afecta a personas de todas las edades, aunque es más común en los bebés.

Sus síntomas incluyen: piel seca, enrojecimiento, hinchazón, formación de escamas, ampollas, grietas, llagas y prurito. Afecta a la cara, manos, tobillos, detrás de las rodillas, cuello y parte superior del pecho. Se puede desencadenar por alergias, factores ambientales y estrés emocional.

Si no se trata causa mucho malestar, hay medicamentos y cremas para el eccema, pero muchos de ellos agravan los síntomas por su contenido de químicos por eso es mejor usar remedios naturales como los siguientes.

9 Remedios caseros para el eccema

9 remedios caseros para el eccema

1.- Aceite de coco

Es antifúngico, antibacteriano, antimicrobiano y tiene excelentes propiedades antioxidantes. También cuenta con vitaminas y nutrientes saludables como el ácido laúrico y las vitaminas K y E que ayudan a combatir la picazón y calmar la piel. Lo mejor es usar aceite de coco virgen, sin refinar y prensado en frío.

*Aplica aceite de coco directamente sobre la piel afectada varias veces al día para obtener alivio instantáneo de la picazón y el dolor leve. Aplica continuamente hasta que los síntomas desaparezcan.

*Puedes consumir de dos a cuatro cucharadas de aceite de coco todos los días para ayudar a aliviar los síntomas del eccema y mejorar lal inmunidad general. Añade el aceite a tus comidas favoritas.

2.- Harina de avena

Sus propiedades anti irritantes, anti inflamatorias y calmantes alivian el picor y reducen el dolor.

*Añade una o dos tazas de harina de avena a una bañera con agua tibia. Remójate en ella por 20 minutos. Seca la piel suavemente y aplica una crema hidratante suave.

*Alternativamente puedes añadir una cucharada de leche fría a dos cucharadas de harina de avena para hacer una pasta espesa. Aplica esta pasta sobre la piel afectada dando un suave masaje durante un minuto. Deja que la pasta actúe por 20 minutos y enjuaga con agua fría.

Repite cualquiera de estos remedios tres o cuatro veces a la semana por unos meses hasta notar mejoría.

3.- Cúrcuma

Sus cualidades antioxidantes y la curcumina, ingrediente activo presente en la cúrcuma, ayudan a tratar la inflamación y picazón.

*Mezcla media cucharadita de cúrcuma con leche para hacer una pasta. Aplica sobre la piel afectada dos veces al día hasta que el enrojecimiento y picor desaparezcan.

*Otra opción es añadir media cucharadita de cúrcuma a una taza de agua hirviendo y dejar hervir a fuego lento por 10 minutos. Deja que se enfríe. Puedes tomar este té o usarlo para lavar la zona afectada.

4.- Aloe Vera

Sus propiedades anti inflamatorias ayudan a aliviar la picazón y el ardor, también previene mayores infecciones en la piel y la hidrata a profundidad.

*Extrae el gel de una hoja de aloe vera. Aplica directamente sobre la piel afectada. Deja que se seque y enjuaga con agua tibia. Usa este tratamiento dos veces al día por varias semanas.


5.- Sal de Epsom

El sulfato de magnesio ayuda a reducir la inflamación y alivia el picor. Elimina toxinas del cuerpo y reduce las lesiones que causa el eccema.

*Mezcla dos tazas de sal de epsom en una bañera llena de agua caliente. Añade 10 gotas de aceite esencial de lavanda. Remójate en la bañera por 20 minutos. Seca la piel y aplica un poco de crema hidratante. Haz esto tres veces por semana.

Los baños de sal de epsom no son recomendables para personas que tienen problemas del corazón, presión alta o diabetes.

6.- Manzanilla

Sus flavonoides ayudan a reducir el picor, la inflamación, hinchazón y enrojecimiento.

*Añade una cucharada de flores de manzanilla secas a una taza de agua hirviendo. Deja reposar por 15 minutos. Cuela y deja que la solución se enfríe. Empapa un paño limpio en la solución y coloca sobre la piel afectada durante 15 minutos. Este remedio se aplica tres veces al día hasta que los síntomas desaparezcan.

*Mezcla unas gotas de aceite esencial de manzanilla en una cucharadita de aceite de oliva. Aplica en la zona afectada y da un masaje suave durante 10 minutos. Repite al menos dos veces al día hasta que se acaben las molestias.

7.- Sándalo

Tiene propiedades calmantes, antimicrobianas y anti inflamatorias que ayudan a aliviar la piel irritada y seca. También ayuda a aclarar las cicatrices que deja el eccema.

*Mezcla una cucharadita de polvo de sándalo y alcanfor con suficiente agua de rosas para hacer una pasta espesa. Puedes usar agua natural si no tienes agua de rosas. Aplica la pasta en la piel afectada. Deja por 10 minutos y enjuaga con agua tibia. Repite dos veces al día por un mes.

8.- Nuez moscada

Sus propiedades anti inflamatorias ayudan a reducir la inflamación y alivian el dolor.

*Mezcla una cucharada de polvo de nuez moscada con una cucharadita de aceite de oliva para hacer una pasta espesa. Aplica sobre la zona afectada y deja por 20 minutos. Enjuaga con agua fría.
*Otra opción es mezclar partes iguales de canela, nuez moscada y miel para hacer una pasta. Aplica sobre la zona afectada y deja por 30 minutos. Enjuaga con agua fría.

Usa cualquiera de los dos tratamientos una vez al día por varias semanas hasta que el eccema se cure.

9.-Pepinos

*Corta un pepino en rodajas finas y remojalas en agua durante dos horas. Cuela el líquido y aplícalo sobre la piel afectada. Deja que se seque y enjuaga con agua tibia. Repite varias veces al día por dos meses.
*Otra opción es cortar un pepino en rodajas y ponerlas en el refrigerador por 30 minutos. Aplica las rodajas frescas de pepino sobre la piel afectada por 15 minutos. Haz esto tres o cuatro veces al día por varios meses.

Además de aplicar estos remedios debes mantener tu piel hidratada y tomar mucha agua.

También puedes tomar una taza diaria de agua mezclada con una cucharadita de vinagre de manzana y aplicar una mezcla de partes iguales de vinagre de manzana y agua en las zonas afectadas.

😍 Los aceites que uso y recomiendo para los remedios naturales son de Young Living y puedes comprarlos en 👉 nuestra tienda en línea