Google+

La ictericia se desarrolla comúnmente en los bebés, por lo general poco después de nacer. Sin embargo también puede afectar a los adultos.

Se produce por el aumento del nivel de los pigmentos biliares de color amarillento conocidos como bilirrubina, en la sangre. La bilirrubina es un resultado natural del cuerpo al descomponer y eliminar los glóbulos rojos viejos. Por lo general se elimina por el hígado, pero cuando no se elimina se eleva la bilirrubina en la sangre y causa ictericia.

Hay ictericia de diferentes tipos y puede ser causada por infecciones, drogas, trastornos de la sangre, cálculos biliares, hepatitis, cáncer de páncreas.

El síntoma más común es la piel amarrillenta, incluso los ojos, la lengua y la orina son de un color amarillo intenso. Tamibén puede haber fatiga, dolor de cabeza, pérdida de apetito, vómitos y picazón de la piel.

Los siguientes remedios caseros aceleran la recuperación de la ictericia, pero se deben aplicar con el consentimiento del médico y junto con la medicina que el doctor indique porque solo estimularan el funcionamiento del hígado, pero no curan la enfermedad.

9 Remedios caseros para la ictericia

1.- Limones

Es un diurético natural y estimula la producción de orina de manera que los desechos nocivos, como la bilirrubina, se eliminan más fácilmente del cuerpo. También estimula la producción de bilis en el hígado y aumenta la absorción de minerales.

*Diluye el jugo de medio limón en un vaso de agua y toma tres o cuatro veces al día por dos o tres semanas.
*Otra opción es añadir 10 hojas de limón a una taza de agua hirviendo. Tapa y deja reposar durante unos cinco minutos. Cuela y toma este té dos veces al día por varias semanas.

2.- Caña de azúcar

Con la ictericia hay una caída repentina del nivel de glucosa por eso se recomienda comer caña de azúcar para mantener el nivel de energía y garantizar una recuperación más rápida. Además, la caña de azúcar es alcalina y ayuda a mantener los niveles de baja acidez en el cuerpo y mantenerlo hidratado.

*Toma un vaso de jugo de caña de azúcar con el jugo de medio limón. Puedes tomar esto tres veces al día por 3 semanas. Esto te ayudará a pasar la orina correctamente y nutrir tu cuerpo.
*Otra opción es tomar una taza de jugo de caña de azúcar con una cucharadita de hojas de albahaca, puedes tomar esto dos veces al día por varias semanas.

3.- Cebada

Actúa como diurético y ayuda a eliminar toxinas nocivas como la bilirrubina.

*Añade una taza de cebada a 3 litros de agua. Cocina a fuego lento durante unas horas, cuela y deja enfriar. Agrega el jugo de limón, sal y azúcar al gusto. Toma cuatro o cinco vasos de agua de cebada al día hasta que los síntomas desaparezcan. Alternativamente puedes mezclar una cucharadita de polvo de cebada en una taza de agua. Añade una cucharadita de miel, mezcla bien y toma esto dos veces al día hasta que la ictericia desaparezca.

4.- Cúrcuma

La curcumina ayuda a desintoxicar el hígado y a que la recuperación sea más rápida.

*Mezcla un cuarto de cucharadita de cúrcuma en polvo en un vaso de agua tibia. Toma esta solución dos o tres veces al día por un par de semanas.
*Otra opción es mezclar una cucharadita de cúrcuma en polvo, el jugo de un limón, una pizca de pimienta de cayena y una cucharadita de miel en una taza de agua caliente. Toma esto una vez al día por varias semanas.



5.- Jengibre

Es un desintoxicante natural y protege al hígado de diferentes problemas.

*Extrae el jugo de un pequeño trozo de jengibre, mezcla media cucharadita de este jugo con una cucharadita de jugo de menta y jugo de limón. Añade una cucharada de miel. Toma esta mezcla tres o cuatro veces al día por dos semanas.

6.- Rábanos

Actúan como un poderoso desintoxicante para purificar la sangre y ayudan a eliminar toxinas y residuos como la bilirrubina.

*Extrae el jugo de algunas hojas de rábano frescos. TOma un vaso de jugo de hojas de rábano dos veces al día por 10 días. Procura que sean rábanos cosechados de manera orgánica para que no haya residuo de pesticidas o químicos en sus hojas.
*También puedes comer rábanos frescos todos los días por dos semanas.

7.- Jitomate

El licopeno presente en el jitomate ayuda a reducir el daño al hígado y facilita la recuperación de la ictericia. También elimina toxinas dañinas del cuerpo.

*Hierve 5 jitomates frescos en dos tazas de agua por 10 o 15 minutos. Quita la piel y muele los tomates, exprime en un colador para extraer el jugo. Añade una pizca de pimienta y sal. Toma este jugo cada mañana con el estómago vacío por dos semanas.

8.- Almendras

Elimina los residuos de la sangre, combaten infecciones y ayudan a que el hígado funcione correctamente.

*Remoja 10 almendras, 3 higos secos y 4 semillas de cardamomo en agua durante la noche. A la mañana siguiente retira la piel de las almendras y pon todos los ingredientes en una licuadora para hacer una pasta fina. Mezcla en dos cucharadas de azúcar y una cucharadita de mantequilla y come esta mezcla una vez al día durante dos semanas.

9.- Zanahorias

Limpia el hígado y repara los daños. El betacaroteno, que el cuerpo convierte en vitamina A, es un nutriente requerido para tener un sistema inmune fuerte y poder recuperse más rápido.

*Toma un vaso de jugo de zanahoria todos los días para mejorar la condición de tu hígado y come zanahorias en puré, ensalada o hervidas para acelerar la curación.

Recuerda que estos remedios solo se usan para acelerar el proceso de recuperación, pero es necesario ir al médico de inmediato y seguir sus indicaciones al pie de la letra. Consulta con tu doctor sobre la conveniencia del uso de remedios naturales para la ictericia.