Google+

El pie de atleta es una infección fúngica muy común de la piel en el pie, también puede extenderse a las palmas de las manos, la ingle y otras áreas del cuerpo.

Es causada por un hongo que crece en lugares húmedos y cálidos por eso tus pies, cubiertos por calcetines y zapatos, son el hogar ideal para este hongo.

Algunos síntomas son picazón excesiva entre los dedos de los pies, sensación de ardor, ampollas, descamación de la piel, piel seca y decoloración de las uñas.

El riesgo de tener pie de atleta aumenta con la sudoración excesiva, un sistema inmune debilitado, lesiones menores en la piel, humedad y uso de zapatos cerrados la mayor parte del tiempo.

Esta infección se propaga de una persona a otra a través del contacto con superficies contaminadas. También puede propagarse de una parte del cuerpo a otra por eso hay que tratar la infección en cuanto aparezca.

Estos son los principales remedios caseros para el pie de atleta

9 remedios caseros para el pie de atleta

1.- Ajo

El ajo contiene ajoeno, compuesto que actúa como antifúngico natural y agente antibacteriano.

*Añade un diente de ajo a tus comidas para acelerar el proceso de curación de cualquier infección por hongos.

*Aplasta un diente de ajo y añade dos o tres gotas de aceite de oliva para hacer una pasta. Aplica sobre las zonas afectadas. Deja actuar por media hora. Lava con agua y un jabón antifúngico. Seca la piel a fondo. Puedes aplicar este remedio una vez al día hasta que la infección desaparezca.

2.- Vinagre

Su propiedad ácida ayuda a matar el hongo y bajar el nivel de alcalinidad de la piel esto evita que la infección se propague rápidamente. El vinagre ayuda a extraer la humedad extra de tus pies y esto acelera el proceso de curación.

*Prepara un baño de pies mezclando una parte de vinagre y tres partes de agua tibia. Remoja tus pies durante 15 minutos en esta solución una o dos veces al día. Seca bien los pies después de cada remojo. Repite el proceso hasta que la infección desaparezca.

*Mezcla una taza de agua con una taza de vinagre. Lava la zona afectada con jabón antiséptico y sumerge una bola de algodón en la mezcla para aplicar sobre las zonas afectadas. Deja actuar por 20 minutos. Limpia el área con un paño húmedo y seca. Aplica este remedio dos veces al día hasta notar resultados.

3.- Yogur

Las bacterias presentes en el yogur natural ayudan a acabar con las infecciones fúngicas y bacterianas.

*Aplica yogur en la zona afectada y deja que se seque por sí solo. Enjuaga con agua tibia y seca la zona completamente. Aplica dos veces al día hasta notar mejoría. Tiene que ser yogur natural de búlgaros.

*Come una taza de yogur natural por la mañana y noche.

4.- Sal

Ayuda a matar al hongo que causa esta infección en el pie.

*Pon un litro de agua tibia en una tina. Añade seis cucharaditas de sal. Remoja tus pies en la solución por 10 minutos. Seca perfectamente con una toalla. Aplica un poco de bicarbonato entre los dedos para evitar la humedad. Repite este proceso cuatro veces al día hasta que notes mejoría.

Este remedio no se puede usar si tienes heridas abiertas o llagas en los pies.

5.- Aceite de tea tree

Es un potente antiséptico y tiene propiedades antifúngicas que ayudan a destruir el hongo y evitar que se propague.

*Mezcla partes iguales de aceite de tea tree y aceite de oliva. Frota la mezcla sobre la zona afectada dos veces al día. Aplica este remedio por varias semanas hasta notar mejoría.

*Alternativamente puedes mezclar tres partes de aceite de tea tree por una parte de gel de aloe vera. Frota esta mezcla sobre la zona afectada dos veces al día por seis semanas.

Puedes comprar el aceite de tea tree en nuestra tienda en línea

comprar aceite de tea tree

6.- Té

Las bolsitas de té contienen ácido tánico, un astringente natural que ayuda a restringir la actividad de hongos y mantiene los pies libres de humedad.

*Pon cinco bolsas de té negro en cuatro tazas de agua hirviendo por cinco minutos. Deja que el agua se enfríe y remoja los pies en la solución por media hora. Seca bien. Repite dos veces al día por cinco semanas.

7.- Canela

Rompe ocho o diez ramas de canela en trozos pequeños. Añade los trozos a cuatro tazas de agua hirviendo. Deja a fuego lento por cinco minutos. Apaga y deja reposar por 45 minutos. Remoja tus pies en la solución por media hora. Seca tus pies

Aplica este remedio todos los días antes de acostarte por uno o dos meses.

8.- Cebolla

Mata el hongo que causa el pie de atleta y evita que éste se propague.

Muele dos cebollas y cuela el jugo. Lava la zona afectada con jabón antifúngico y aplica el jugo en la zona. Deja por media hora. Lava con agua tibia y seca. Aplica talco para mantener el pie libre de humedad.

Aplica este remedio dos veces al día por un mes o hasta notar resultados.

9.- Bicarbonato de sodio

Ayuda a eliminar la humedad de los pies y neutraliza el nivel de pH de la piel.

Añade un poco de agua a una cucharada de bicarbonato de sodio para hacer una pasta. Frota la pasta entre los dedos de los pies. Deja por unos minutos. Enjuaga con agua tibia y seca bien. Aplica este remedio dos o tres veces al día por varias semanas para evitar la proliferación de hongos.

Además, puedes espolvorear un poco de bicarbonato de sodio en tus zapatos y calcetines todos los días para absorber la humedad y evitar la recurrencia de la infección por hongos. Haz esto por tres semanas para tener mejores resultados.

Estos remedios caseros aceleran el proceso de curación, pero hay que aplicarlos de manera constante por tres semanas por lo menos para ver resultados.

😍 Los aceites que uso y recomiendo para los remedios naturales son de Young Living y puedes comprarlos en 👉nuestra tienda en línea, hacemos envíos a todo México.