Google+

La conjuntivitis (ojos rojos) es una condición causada por bacterias, virus o por alergia. Cuando la causa es una bacteria suele afectar a ambos ojos y se tiene secreción de pus. En la infección viral por lo común solo se afecta un ojo y después el otro y hay mucho lagrimeo.

En cualquier caso la infección es muy contagiosa.

La conjuntivitis alérgica suele afectar a ambos ojos y causa lagrimeo, pero no suele ser contagioso. Puede ser provocada por el polen, el humo, los ácaros del polvo, la contaminación del aire, el maquillaje o las gotas para los ojos.

Aplica estas curas naturales, pero primero consulta con el doctor para evitar una infeción mayor.

Cura natural para la conjuntivitis

remedios caseros para la conjuntivitis

1.- Compresas frías o calientes

Una compresa fría se usa para aliviar el picor y la inflamación que causa la conjuntivitis alérgica. Las compresas calientes también alivian este problema e impiden que salgan lagañas.

Empapa un paño limpio en agua caliente o fría y escurre, coloca la tela en tu ojo afectado y deja que actúe por 5 o 10 minutos. Repite el proceso 3 o 4 veces al día.

No coloques el mismo paño en ambos ojos porque transmitirás la infeción de uno a otro.

2.- Ácido Bórico

El ácido bórico es excelente para muchos problemas en los ojos gracias a sus propiedades antibacterianas y antifúngicas.

Hierve una taza de agua mezclada con una cucharadita de ácido bórico, usa como un lavaojoa o aplica con un trapo limpio de algodón. Enjuaga los ojos con agua tibia y repite esto dos o tres veces al día.

3.- Caléndula

Es una hierba con propiedades antivirales y antibacterianas que ayudan a combatir la infección y alivia las molestias y la irritación ocular.

Pon dos cucharaditas de flores de caléndula seca en una taza de agua caliente. Deja que se enfríe y luego cuela la solución a través de una gasa o un filtro para café. Usa esta mezcla para lavar tus ojos varias veces al día.

También puedes mojar un paño en esta mezcla de hierbas y usarlo como compresa caliente.

4.- Té negro

Es un excelente remedio gracias a sus taninos que ayudan a reducir la inflamación y el picor.

Guarda las bolsitas de té negro que uses en el refrigerador, aplica sobre tus ojos por 10 minutos. Haz esto tres o cuatro veces al día, cada pocas horas. También puedes hacer te para usarlo como agua para lavar tus ojos.



5.- Solución salina

Es un desinfectante natural muy fácil de aplicar: hierve una taza de agua con media cucharadita de sal, deja que se enfríe y usa esta solución para lavar tus ojos con un gotero. Repite el proceso varias veces al día.

La sal de mar es muy buena para el tratamiento de la conjuntivitis: disuelve una cucharada de sal marina en una taza de agua tibia. Pon dos o tres gotas de esta solución en la esquina del ojo afectado con una bola de algodón, puedes hacer esto dos veces al día.

6.- Eufrasia

Es una hierba maravillosa para eliminar la conjuntivitis por sus propiedades astringentes y antibacterianas.

Hierve una taza de agua y deja que se enfríe. Añade cinco gotas de tintura de eufrasia y usa esta solución para lavar tus ojos.

Alternativamente hierve una cucharadita de hierba de eufrasia en una taza de agua durante 10 minutos, deja que se enfríe, cuela la solución y lava tus ojos con ella cada 4 horas.

Otra opción es hacer una solución con eufrasia y manzanilla, cuando esté fría cuela y usa para lavar tus ojos.

Tomar té de eufrasia también ayuda a eliminar la conjuntivitis.

7.- Vinagre de manzana

El ácido málico del vinagre de manzana combate las infecciones bacterianas.

Mezcla dos cucharaditas de vinagre de manzana en un vaso de agua, sumerge una bola de algodón en la solución, cierra el ojo afectado y limpia con el algodón, repite esto varias veces al día.

8.- Aloe Vera

Tiene propiedades astringentes que quitan las molestias de la conjuntivitis, pero no puedes aplicar este remedio a niños.

Remoja trozos de gel de aloe vera en una taza de agua hervida fría hasta que se vuelva de color verde pálido. Pon unas gotas de esta mezcla en el ojo afectado tres o cuatro veces al día.

9.- Leche y miel

La leche tiene un efecto calmante y la miel tiene propiedades antimicrobianas. Calienta una cucharada de leche, mezcla con una cucharada de miel orgánica revolviendo hasta que se vuelva lisa. Pon dos o tres gotas de esta mezcla en el ojo lastimado usando un gotero y haz esto varias veces al día.

Si comienzas a tener síntomas como dolor, visión borrosa, sensibilidad a la luz consulta de inmediato a tu médico.

😍 Los aceites que uso y recomiendo para los remedios naturales son de Young Living y puedes comprarlos en 👉 nuestra tienda en línea