Google+

El asma es una enfermedad pulmonar que causa dificultad para respirar, puede ser aguda o crónica. Los ataques ocurren cuando hay una obstrucción en el flujo de aire en los pulmones.

La causa exacta de la enfermedad no se conoce, pero puede ser provocada por alergias, contaminación del aire, infecciones respiratorias, emociones, condiciones climáticas, sulfitos en los alimentos y ciertos medicamentos.

Los síntomas comunes incluyen tos, sibilancias, dificultad para respirar y opresión en el pecho

Cura natural para el asma

Hay varias curas naturales para el asma, las mejores son:

1.- Jengibre

Es una cura natural muy conocida para el asma. Se ha encontrado que puede ayudar a reducir la inflamación de las vías respiratorias e inhibir la contracción de las vías respiratorias. Además, los estudios indican que tiene compuestos que pueden potenciar los efectos relajantes musculares de ciertos medicamentos para el asma.

Mezcla cantidades iguales de jugo de jengibre, jugo de granada y miel. Consume una cucharada de esta mezcla dos o tres veces al día.

Alternativamente puedes mezclar una cucharadita de jengibre en polvo en taza y media de agua y tomar una cucharada de esta mezcla antes de acostarte.

Corta una pulgada de jengibre en trozos pequeños y añadelo a una olla de agua hirviendo. Deja reposar por cinco minutos, deja que se enfríe y toma.

Para desintoxicar los pulmones, prepara una decocción de fenogreco hirviendo con una cucharada de semillas de alholva en una taza de agua y la mezcla de una cucharadita de jugo de jengibre y miel. Toma esta solución cada mañana y tarde.

Otra opción es comer jengibre crudo mezclado con sal.

2.- Aceite de mostaza

Al tener un ataque de asma puedes masajear el pecho con aceite de mostaza para ayudar a despejar las vías respiratorias y restaurar la respiración normal.

Calienta un poco de aceite de mostaza con un poco de alcanfor. Ponlo en un recipiente y cuando tenga una temperatura agradable frota el pecho y la espalda con esta solución dando un pequeño masaje.

Haz esto varias veces al día hasta que los síntomas desaparezcan.

3.- Higos

Las propiedades nutricionales de los higos mejoran la salud respiratoria y ayudan a drenar la flema y aliviar las dificultades respiratorias.

Lava tres higos secos y ponlos a remojar en una taza de agua durante la noche. Por la mañana come los higos y bebe el agua con el estómago vacío.

Continúa este tratamiento durante un par de meses.

4.- Ajo

El ajo te ayuda a despejar la congestión en los pulmones durante las primeras etapas del asma.

Hierve dos o tres ajos en un cuarto de taza de leche, deja que se enfríe a temperatura ambiente y tomalo.

5.- Café

La cafeína en el café ayuda a regular los ataques de asma ya que actúa como un broncodilatador. El café caliente ayuda a relajar y limpiar las vías respiratorias para ayudarte a respirar mejor. Cuanto más fuerte es el café, mejor es el resultado.

Pero no tomes más de tres tazas de café negro en un día. Si no te gusta el café puedes tomar té negro caliente.

6.- Aceite de eucalipto

El aceite de eucalipto puro es un tratamiento eficaz para los síntomas del asma debido a sus propiedades descongestionantes. El químico que contiene, llamado eucaliptol, ayuda a disolver el moco.

Solo pon unas gotas de aceite de eucalipto en una toalla de papel y ponlo en tu almohada para que respires el aroma.

También puedes poner dos o tres gotas de aceite de eucalipto en una olla de agua hirviendo y respira el vapor.

Puedes comprar el aceite de eucalipto en nuestra tienda en línea, hacemos envíos a todo México.

7.- Miel

Es uno de los remedios naturales más antiguos para el asma. El alcohol y los aceites etéreos en la miel ayudan a reducir los síntomas del asma.

Hay personas que notan los beneficios con solo oler la miel. Puedes mezclar una cucharadita de miel en un vaso de agua caliente y bebe lentamente tres veces al día.

Antes de ir a la cama toma una cucharadita de miel con media cucharadita de canela en polvo. Esto te ayudará a eliminar las flemas de la garganta y podrás dormir mejor.

8.- Cebollas

Tienen propiedades anti inflamatorias que ayudan a reducir la constricción de las vías respiratorias. El contenido de azufre en la cebolla ayuda a reducir la inflamación en los pulmones.

Simplemente come cebollas crudas para despejar tus vías de paso de aire para poder respirar mejor. Si no soportas el sabor de las cebollas crudas, puedes comerlas cocidas.

9.- Limones

Aumentar el nivel de vitamina C es muy útil para los enfermos de asma. Además, el limón tiene antioxidantes que ayudan a reducir los síntomas del asma.

Exprime el jugo de medio limón en un vaso de agua y añade azúcar a tu gusto, toma esto de manera regular para reducir los ataques de asma.

Las naranjas, papayas, arándanos y fresas también te ayudan a reducir los síntomas del asma.

Evita tomar jugo de limón embotellado.

Trata de identificar los factores desencadenantes del asma y evita esas prácticas. Mantente alejado de los alergenos, irritantes y contaminantes en el aire y las infecciones respiratorias.

Come hierbas y especias como el romero, la salvia, el orégano, el jengibre y la cúrcuma en tu cocina.

Come por lo menos dos porciones de pescado de agua fría como el salmón, el bacalao, la caballa y el arenque, a la semana. También puedes tomar suplementos omega3

Incluye más frutas y verduras en tu dieta. Los nutrientes como el magnesio, el selenio, el beta caroteno y las vitaminas C y E pueden ayudar a mejorar la función pulmonar.

Evita comer alimentos procesados y envasados con aditivos artificiales y conservantes. Los productos químicos pueden provocar ataques de asma.

¿Te sirvió la información? comparte a través de tu red social favorita.