Google+

Las infecciones de la vejiga son muy comunes, sobre todo en las mujeres. Esta infección se produce cuando la vejiga y los tubos de salida se infectan por bacterias, ya sea por relaciones sexuales, aguantarse las ganas de orinar, el embarazo, la menopausia o la diabetes.

Los síntomas más comunes son: ganas frecuentes de ir al baño, sensación de ardor, micción dolorosa, orina oscura, dolor abdominal, fiebre, náuseas y vómitos.

Esta enfermedad se debe tratar de inmediato para evitar el daño a los riñones.

Cura natural para la infección de la vejiga

La mejor cura natural para la infección de la vejiga es:

 

1.- Vinagre de manzana

Gracias a sus enzimas, potasio y otros minerales, impide que las bacterias que causaron la infección se multipliquen. Usa el vinagre de manzana como un antibiótico natural para tratar la infección.

Añade dos cucharadas de vinagre de manzana en un vaso con agua. Toma esto dos veces al día durante unos días, si no te gusta el sabor puedes agregarle el jugo de un limón y una cucharadita de miel.

2.- Arándanos

Los arándanos tienen proantocianidinas, compuestos que evitan que las bacterias lleguen a las paredes de la uretra y causen infecciones en el tracto urinario. Agrega arándanos a tu cereal favorito o toma jugo de arándano fresco. El jugo de arándano es como un antibiótico leve.

Toma medio vaso de jugo de arándano al día para prevenir las infecciones de la vejiga.

Toma de tres a cuatro vasos de jugo de arándano todos los días para evitar que la infección de la vejiga dañe los riñones.

No le agregues azúcar porque perdería su efectividad, si lo quieres endulzar agrega un poco de jugo de manzana.

Si tienes cálculos renales este remedio no es apto para ti.

3.- Bicarbonato de sodio

Tomar uno o dos vasos con agua y una cucharadita de bicarbonato de sodio te ayuda a equilibrar el ácido de la orina y acelerar la recuperación de tu salud.

4.- Aceite de árbol de té

Sus propiedades antibacterianas ayudan a combatir las bacterias que causan las infecciones en la vejiga y el tracto urinario. Mezcla 10 gotas de aceite de árbol de té en el agua del baño y con esta solución lava la abertura de la uretra. Mezcla aceite de sándalo con aceite de enebro, en cantidades iguales, y frota esta mezcla en la región abdominal y en el área cerca de la vejiga. Haz esto una vez al día por tres días.

Puedes comprar el aceite de tea tree en nuestra tienda en línea, hacemos envíos a todo México.

5.- Piña

Contiene bromelina, una enzima con propiedades anti-inflamatorias que reducen los síntomas de la infección urinaria. Come una taza de piña cada día para prevenir infecciones o haz un jugo de piña fresca porque la versión de lata contiene conservadores y mucha azúcar que no te ayudan a curar la infección urinaria.



6.- Compresas de agua caliente

Coloca una bolsa caliente o una almohadilla térmica en la zona inferior del abdomen para aliviar el dolor causado por la infección. Puedes usar una toalla caliente si no tienes bolsa ni almohadilla térmica, este remedio ayuda a disminuir la inflamación y así previene el crecimiento de la bacteria.

7.- Agua

Toma por lo menos ocho vaso de agua natural al día para aliviar la infección, al tomar más agua orinarás con más frecuencia y las bacterias se saldrán de tu sistema. También puedes tomar jugos naturales y frescos de frutas o vegetales para darle a tu cuerpo vitaminas y minerales necesarias para combatir la infección.

Vídeo


Estos remedios caseros son efectivos, pero si tienes síntomas como sangre en la orina o vómitos debes consultar a tu médico.

¿Te sirvió la información? comparte en tu red social favorita.