Google+

Un esguince se produce cuando una articulación se tuerce hiriendo los ligamentos que conectan los huesos en la articulación.

Los síntomas incluyen dolor, hinchazón, hematomas, rango restringido de movimiento.

Hay esguinces leves y graves, los graves necesitan atención médica de inmediato, pero los esguinces leves se pueden tratar en casa con estos remedios caseros.

Remedios caseros para un esguince de tobillo

remedios caseros para un esguince de tobillo

1.- Hielo

Reduce la hinchazón, inflamación y el dolor. El hielo ayuda a desinflamar los ligamentos y detiene el sangrado de ligamentos desgarrados. Se debe aplicar durante las primeras 48 a 72 horas después de la lesión.

*Envuelve una taza de cubos de hielo en una toalla. Aplica la compresa en la zona lesionada por 15 minutos y repite el proceso cada dos hora.

Nunca pongas el hielo directamente sobre la piel pues puede lastimarte.

2.- Comprensión con vendas

Para ayudar a detener la inflamación puedes vendar el tobillo así controlas el dolor y evitas una lesión mayor.

*Envuelve la venda de los dedos de los pies a la mitad de la pantorrilla con una presión uniforme. No envuelvas con demasiada fuerza porque puedes restringir el flujo sanguíneo. Mantén el vendaje durante el día y quita la venda antes de ir a dormir.

Retira la venda de inmediato si el área afectada se entume.

3.- Cúrcuma

Es un excelente analgésico que relaja los músculos, reduce el dolor y la hinchazón.

*Mezcla dos cucharadas de cúrcuma en polvo, una cucharada de jugo de limón y un poco de agua tibia para hacer una pasta espesa. Aplica la pasta a la lesión en el tobillo y envuelve con un vendaje. Deja por 10 horas. Repite de nuevo cada 10 horas y continúa con este tratamiento por una semana.

*Para el alivio rápido del dolor toma una cucharadita de cúrcuma en polvo disuelta en un vaso de leche caliente. Puedes tomar esto dos veces por semana durante una semana.

4.- Ajo

Reduce el dolor y la inflamación, además acelera el proceso de curación.

*Mezcla una cucharada de jugo de ajo y dos cucharadas de aceite de coco caliente. Frota suavemente esta solución sobre la zona afectada. Deja actuar por media hora y lava con agua tibia. Aplica este remedio tres o cuatro veces al día hasta que sane el tobillo.

*Otra opción es mezclar una cucharadita de aceite de ajo y una cucharadita de aceite de almendras. Masajea la zona afectada con esta mezcla dos o tres veces al día y aplica hasta que el tobillo se recupere. Este remedio también es útil para la artritis y el reumatismo.

5.- Sal de Epsom

Los cristales de sulfato de magnesio son muy eficaces para el dolor de músculos y nervios.

*Vierte una taza de sal de Epsom en una tinaja con agua caliente. Remoja el esguince por 30 minutos. Haz esto durante tres o cuatro días después de que han pasado 48 horas de producirse el esguince.



6.- Árnica

Aumenta la circulación, previene la aparición de moretones, cura y fortalece los músculos y las articulaciones.

*Aplica aceite esencial de árnica en forma diluida sobre la zona afectada y masajea suavemente. Envuelve un vendaje sobre el área y deja que el aceite actúe por cinco horas. Quita el vendaje y aplica aceite nuevamente. Puedes hacer esto hasta que el tobillo se cure.

Algunas personas son sensibles al árnica así que puedes hacer una prueba antes de usarlo en la zona afectada. No lo aplique si hay heridas abiertas.

7.- Aceite de ricino

Es un remedio tradicional para aliviar el dolor y la inflamación de los esguinces.

*Dobla un paño de algodón varias veces para hacer una almohadilla. Sumerge en aceite de ricino y aplica la almohadilla en la zona afectada. Cubre con plástico y coloca una bolsa de agua caliente sobre el paquete de aceite de ricino durante media hora. Mantén el tobillo en una posición elevada por unos minutos. Retira el paquete y masajea el tobillo con el aceite que quedó en la piel. Repite dos o tres veces al día por dos días.

8.- Cebolla

Ayudan a reducir el dolor, la hinchazón y la inflamación.

*Pica una cebolla grande en trozos pequeños. Pon las piezas en una tela de muselina y ata con una banda elástica. Coloca esta compresa sobre la zona afectada por dos horas.

*Pon una cebolla en el refrigerador por dos horas, corta en trozos pequeños y agrega sal. Aplica la mezcla sobre el tobillo hinchado y envuelve con un vendaje elástico. Coloca una compresa nueva cada siete horas y aplica por uno o dos días.

9.- Col

Las compresas de col se usan para reducir la hinchazón de torceduras y huesos rotos. También es rico en vitaminas y fitonutrientes que aceleran el proceso de curación.

*Retira las hojas exteriores de la col, envuelve las hojas de col en papel aluminio y calienta en el horno hasta que estén tibias. Ponlas sobre la zona adolorida y cubre con una venda. Pon un plástico para retener el calor y deja por media hora. Aplica este remedio dos veces al día por dos días.

10.- Aceite de oliva

Calienta el aceite de oliva y deja que se enfríe un poco. Aplica el aceite caliente sobre la zona afectada y masajea por unos minutos. Esto relaja los músculos y alivia el dolor. Haz esto tres o cuatro veces al día por dos o tres días.

*Añade una cucharada de aceite de oliva a una yema de huevo y mezcla bien. Aplica sobre la zona afectada y cubre con un paño de algodón. Manten la venda por dos días y repite el proceso.

Además de aplicar estos remedios debes descansar durante dos o tres días, no camines porque esto retrasa la curación y puede provocar una lesión mayor.

😍 Los aceites que uso y recomiendo para los remedios naturales son de Young Living y puedes comprarlos en 👉 nuestra tienda en línea