Google+

La amigdalitis es la inflamación de las amígdalas que son los ganglios linfáticos situados a ambos lados de la garganta.

Se produce por infección viral o bacteriana y sus síntomas incluyen dolor de garganta, fiebre, inflamación de las glándulas en las amígdalas, dificultad para tragar, secreción nasal, dolor de cabeza, mal aliento, tos y estornudos.

La amigdalitis es muy contagiosa y el virus se transmite a través de gotitas en el aire por toser o estornudar. Puedes tratar la amigdalitis con estos remedios caseros que combaten la infección.

Remedios caseros para la amigdalitis

1.- Agua salada

Es el remedio más común hacer gárgaras con agua tibia con sal. El agua caliente calma la inflamación y la sal ayuda a matar virus y bacterias.

*Mezcla una cucharadita de sal de mesa en una taza de agua caliente. Haz gárgaras con esta solución, no la tragues. Puedes hacer las gárgaras de tres a cinco veces al día para que la recuperación sea más rápida.

2.- Limón

Sus propiedades antivirales, antibacterianas y antiinflamatorias te ayudan a recuperar la salud. Además la vitamina C mejora la resistencia de tu organismo a las infecciones.

*En un vaso de agua tibia agrega el jugo de un limón, una pizca de sal y una cucharadita de miel. Toma lentamente dos veces al día durante unos días.
*Alternativamente puedes espolvorear un poco de sal y pimienta en una rodaja de limón y luego chupa la rodaja de limón. Esto ayuda a sacar flemas, haz esto dos o tres veces al día por varios días.

3.- Albahaca

Calma y reduce la hinchazón de las amígdalas y acelera el proceso de curación.

*Pon de 10 a 12 hojas de albahaca en una y media taza de agua. Pon a hervir por 10 minutos. Cuela y añade el jugo de un limón a la solución. Si quieres puedes agregar una cucharadita de miel para endulzar. Toma esto tres veces al día por dos o tres días.

4.- Cúrcuma

Combate la infección y alivia los síntomas de la amigdalitis.

*Añade una cucharadita de cúrcuma en polvo a un vaso de agua caliente, haz gárgaras con esta mezcla varias veces al día para disminuir la inflamación y el dolor.
*Alternativamente puedes añadir una cucharadita de cúrcuma en plvo y una pizca de pimienta negra en un vaso de leche caliente. Toma por la noche durante dos o tres días para acelerar el proceso de curación.


5.- Canela

Inhibe el crecimiento de bacterias y otros microorganismos en las amígdalas, ayuda a reducir la inflamación y el dolor.

*Añade una cucharadita de canela en polvo en un vaso de agua caliente. Mezcla con dos cucharadas de miel. Bebe lentamente mientras está caliente. Toma esto dos o tres veces al día por una semana.

6.- Menta

Tiene poderes antimicrobianos así que elimina bacterias y virus, además el mentol alivia los síntomas de la enfermedad.

*Hierve un vaso de agua con un puñado de hojas de menta. Deja que hierva hasta que el agua se reduzca a la mitad. Cuela, añade una cucharadita de miel y toma mientras está caliente dos o tres veces al día por varios días.

7.- Fenogreco

Mata bacterias y alivia dolor e inflamación.

*Añade dos cucharadas de semillas de fenogreco a dos o tres tazas de agua. Deja que hierva a fuego lento por 30 minutos. Cuela y deja enfriar. Haz gárgaras con esto por lo menos dos veces al día hasta que desaparezca la amigdalitis.

Como la amigdalitis es muy contagiosa hay que tener la higiene adecuada para evitar contraer la enfermedad. Además de aplicar estos remedios hay que descansar, hablar suavemente y tomar mucho líquido para acelerar la recuperación.

😍 Los aceites que uso y recomiendo para los remedios naturales son de Young Living y puedes comprarlos en 👉 nuestra tienda en línea