Google+

Estos remedios caseros para las náuseas son eficaces con un solo uso a menos que se indique lo contrario.

La mayoría de las personas tiene náuseas de vez en cuando porque es un síntoma de una amplia gama de problemas como la deshidratación, migraña, reflujo ácido, ardor de estómago, mareo, trastornos estomacales, intoxicación alimentaria entre otras enfermedades.

Las náuseas se pueden tratar con remedios naturales, pero es importante asistir al médico para que se conozca la enfermedad exacta a la que se deben y se aplique el tratamiento adecuado a la misma.

Remedios caseros para las náuseas

remedios caseros para las nauseas

1.- Jengibre

Este remedio es eficaz para las náuseas del embarazo y las inducidas por la quimioterapia.

*Añade una cucharadita de raíz de jengibre rallado a una taza de agua hirviendo, tapa y deja hervir por 10 minutos más. Cuela y añade un poco de miel y jugo de limón, toma mientras esté caliente. No bebas más de tres tazas de té de jengibre en un día.
*Otra opción es mezclar media cucharada de jugo de jengibre, una cucharada de miel y una cucharadita de jugo de limón fresco y jugo de menta.

Si estás tomando medicamentos anticoagulantes o aspirinas no consumas remedios caseros con jengibre.

2.- Menta

Calma la mucosa del estómago lo que ayuda a eliminar las náuseas sobre todo las postoperatorias y las de calambres intestinales.

*Pon una cucharadita de hojas secas de menta en una taza, vierte agua caliente en ella, tapa y deja reposar por tres minutos. Añade una cucharadita de miel y toma el té mientras está caliente.
*También puedes colocar una o dos gotas de aceite de menta en un pañuelo de papel e inhalar el olor al respirar profundamente, esto te ayudará a sentirte mejor en pocos minutos.

3.- Limón

Ayuda a aliviar las náuseas causadas por la gripe, gases, hinchazón, ardor de estómago y malestar estomacal. También equilibra los niveles de pH naturales del cuerpo.

*Mezcla una cucharadita de jugo de limón y miel, come lentamente para aliviar las náuseas casi de inmediato.
*Otra opción es mezclar el zumo de medio limón con media cucharadita de agua. Inhala el olor de esta mezcla por unos minutos y tomala lentamente. Si tienes presión arterial alta toma el remedio sin sal.
*También puedes mezclar 10 gotas de jugo de limón con media cucharadita de azúcar y un cuarto de cucharadita de bicarbonato de sodio en una taza de agua y tomar para sentir alivio casi de inmediato.

4.- Clavo

Es muy útil para aliviar náuseas matutinas del embarazo.

*Añade una cucharadita de polvo de clavo de olor a una taza de agua hirviendo. Cubre y deja reposar por cinco minutos. Cuela y toma el té.
*Otra opción es poner unas gotas de aceite de clavo en un pañuelo para inhalar el aroma.

5.- Comino

Ayuda a secretar enzima digestivas en el estómago que favorecen la digestión, esto ayuda a aliviar las náuseas.

*Pon una cucharadita de semillas de comino en una taza. Añade agua caliente, tapa y deja reposar por cinco minutos. Añade una pizca de nuez moscada en polvo, bebe lentamente el té y mastica las semillas.

*Otra opción es mezclar media cucharadita de polvo de comino en una taza de agua y tomarla lentamente para tener un rápido alivio.



6.- Hinojo

Previene la formación de gas en el tracto gastrointestinal y fomenta la expulsión de gases, esto ayuda a tratar las náuseas debidas a problemas digestivos.

*Pon una cucharadita de semillas de hinojo en una taza y vierte una taza de agua caliente sobre ellas. Tapa y deja reposar por 10 minutos. Añade unas gotas de jugo de limón fresco y una cucharadita de miel. Toma este té lentamente y si puedes mastica las semillas de hinojo después de tomarlo.

7.- Vinagre de manzana

Alivia náuseas relacionadas con el mareo, las migrañas y la intoxicación alimentaria.

*Añade una cucharada de vinagre de manzana a una taza de agua, mezcla con media cucharadita de miel y toma esta solución para sentir alivio casi inmediato.

8.- Canela

Calma las náuseas causadas por indigestión, reflujo ácido y gas.

*Hierve media cucharadita de canela en polvo o una raja de canela en una taza de agua por 10 minutos. Cuela y añade miel para endulzar. Toma el té lentamente.

El té de canela no se recomienda a mujeres embarazadas.

9.- Anís

Ayuda a mejorar la digestión y alivia náuseas y vómitos.

*Añade un cuarto o la mitad de una cucharadita de anís a media taza de agua hirviendo. Cubre y deja reposar por cinco minutos. Cuela y toma el té lentamente.

10.- Compresas frías

Ayuda a estabilizar la temperatura corporal y esto alivia los síntomas de las náuseas.

*Envuelve un puñado de cubitos de hielo en una toalla. Coloca en la parte posterior del cuello, en la frente o en la garganta por unos minutos. Pronto comenzarás a sentirte mejor.

Además de aplicar estos remedios es importante hidratarte. Si los síntomas de las náuseas duran más de 24 horas es necesario que consultes a un médico.