Google+

La causa principal del dolor de cuello suele ser la tensión muscular ocasionada por mala postura, por el trabajo excesivo en escritorio o por dormir en una mala posición.

La mayoría de las veces el dolor de cuello no es grave y se puede quitar con estos remedios caseros.

Remedios caseros para el dolor de cuello

1.- Hielo

*La temperatura fría reduce la inflamación y alivia el dolor. Pon unos cubos de hielo en una bolsa de plástico, envuelve esto en una toalla delgada y coloca en el cuello por 15 minutos. Aplica este remedio cada dos o tres horas por las primeras 24 horas de dolor. Nunca apliques el hielo directamente sobre la piel.

2.- Hidroterapia

*En la ducha dirige el agua hacia tu cuello, primero agua tibia por tres minutos, después agua fría por 1 minuto y de nuevo agua tibia. El agua tibia aumenta la circulación sanguínea mientras que el agua fría reduce la inflamación. Es importante que mantengas el cuello recto.

3.- Sal de Epsom

*Un baño caliente con dos tazas de sal de Epsom ayuda a aliviar la tensión muscular, reduce el estrés y alivia el dolor. Remójate en la bañera por 15 o 20 minutos diariamente hasta que se quite el dolor de cuello. Este remedio no se recomienda para personas que tienen problemas del corazón, presión arterial o diabetes.

4.- Vinagre de manzana

*Empapa una toalla de papel en vinagre de manzana. Colócalo sobre la parte afectada del cuello y deja por un par de horas, aplica dos veces al día hasta que el dolor desaparezca.

*Otra opción es agregar dos tazas de vinagre de manzana al agua de baño y remojarte por 15 minutos. Esto se puede hacer una vez al día.

5.- Aceite de lavanda

*Toma un baño con agua caliente para relajar los músculos del cuello, aplica un poco de aceite de lavanda en el cuello y los hombros. Aplica una leve presión en pequeños movimientos circulares para masajear el área afectada por 10 minutos.

Puedes comprar el aceite esencial de lavanda en nuestra tienda en línea, hacemos envíos a todo México

6.- Cúrcuma

*Mejora la circulación de la sangre y esto te ayuda a acelerar el proceso de recuperación. Mezcla una cucharadita de cúrcuma en polvo en un vaso de leche. Caliente a fuego lento por 5 minutos, retira del fuego, añade un poco de miel y deja que se enfríe. Toma esto dos veces al día hasta que el dolor desaparezca.

7.- Jengibre

*Hierve unas rodajas de jengibre en dos tazas de agua por 10 minutos. Cuela, añade miel y toma este té. Puedes tomar hasta tres tazas de té de jengibre al día por unos días.

*Otra opción es mezclar media cucharadita de jengibre seco en polvo en un vaso de agua y tomar tres veces al día por unos días.

8.- Pimienta de cayena

*Añade una cucharadita de pimienta de cayena en polvo a dos cucharadas de aceite de olivia tibia. Mezcla bien y aplica sobre los músculos doloridos en el área del cuello. Este remedio se aplica dos veces al día hasta que el dolor desaparezca. También puedes aplicar crema de capsaicina y masajear tu cuello y músculos de la espalda.

Además de aplicar estos remedios trata de dormir sin almohada, reducir el estrés, tener una buena postura, mantener un peso saludable, nadar, usar una silla ergonómica, dormir en un colchón firme y evitar conducir mientras te duela el cuello.

Si el dolor se prolonga por más de una semana consulta a tu médico.

😍 Los aceites que uso y recomiendo para los remedios naturales son de Young Living y puedes comprarlos en 👉 nuestra tienda en línea