Google+

El hígado tiene la función de digerir los alimentos, almacenar energía y regular el azúcar y el colesterol, siempre hay grasa en el hígado, pero si la cantidad aumenta a más del 10% se considera que hay hígado graso.

Hay hígado graso por consumo de alcohol y también tenemos el hígado graso no alcohólico causado por exceso de peso, drogas, diabetes, edad, hipertensión o trastornos genéticos.

Esta condición es reversible, cambia hábitos para retomar la salud de tu hígado y utiliza los siguientes remedios caseros.

Remedios caseros para el hígado graso

remedios caseros para el hígado graso

1.- Vinagre de manzana

Ayuda a eliminar la grasa acumulada y facilita la pérdida de peso.

Agrega 1 cucharada de vinagre de manzana a un vaso de agua tibia. Toma esto dos veces al día, antes de las comidas. Puedes tomar este remedio por unos meses, pero enjuaga tu boca después de beberlo porque el vinagre podría dañar el esmalte dental.

2.- Limón

Contiene altas cantidades de vitamina C que ayuda a producir glutation, una enzima que neutraliza las toxinas.

Exprime el jugo de medio limón y agrégalo a un vaso con agua, toma esto al despertar. Prepara una jarra de agua con el jugo de 3 limones y toma esto a lo largo del día, no le pongas azúcar.

3.- Diente de león

Desintoxica y metaboliza la grasa en el hígado, también mejora la función hepática.

Agrega una cucharadita de diente de león a una taza de agua caliente, cubre y deja reposar por 10 minutos. Cuela, puedes agregar miel si lo deseas. Toma este té 3 veces al día por un mes.

Si eres alérgico a la manzanilla no tomes este té porque puede causarte reacción alérgica.

4.- Té verde

Su alto contenido de flavonoides y catequinas de alta densidad ayudan a mejorar la función hepática y la inflitración de grasa en personas con hígado graso no alcohólico.

Toma de 3 a 4 tazas de té verde orgánico, todos los días, para proteger tu hígado.

5.- Cúrcuma

La curcumina puede mejorar el sistema inmune gracias a sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias.

Mezcla un cuarto de cucharadita de polvo de cúrcuma en 1 vaso de agua y hierve. Toma esto dos veces al día por dos semanas.

Si lo prefieres puedes agregar la cúrcuma a leche tibia o tomar cápsulas de cúrcuma.

6.- Regaliz

La raíz de regaliz tiene efectos diuréticos y antiinflamatorios. Calma el malestar estomacal, alivia la fatiga, mejora el estado de ánimo y eleva la presión arterial.

Agrega media cucharadita de raíz de regaliz a una taza de agua caliente, cubre y deja reposar por 10 minutos, cuela y agrega miel cruda, toma este té 2 veces al día.

También puedes agregar una cucharada de polvo de raíz de regaliz a los licuados o jugos que tomes regularmente.

Ten cuidado con este remedio porque no se debe tomar si tienes presión arterial alta, si estás embarazada, tienes diabetes o enfermedades cardíacas renales.

7.- Papaya

Es rica en vitamina B, A, C y E. Tiene un efecto protector contra enfermedades del corazón, ataques cardíacos y derrames cerebrales.

Muele de 5 a 6 semillas de papaya seca, mezcla el polvo con una cucharada de jugo de limón fresco. Toma esto 2 veces al día por un mes.

Incluye papaya en tu alimentación diaria.

Además es recomendable que realices cambios en tu dieta:

  • No consumas refrescos.
  • Evita la harina de trigo
  • Consume linaza, chía, nueces y tofu
  • Incorpora más verduras en tu alimentación, de preferencia verduras verdes.
  • Evita el picante y la grasa
  • Toma de uno a tres litros de agua.
  • Haz ejercicio por 30 minutos todos los días
  • Duerme lo suficiente
  • Disminuye el consumo de alcohol

Si tu hígado no tiene cicatrices, cambias tu estilo de vida y dejas el alcohol podrás sanar en un periodo de 12 semanas.