Google+

La rinitis alérgica es causada por la respuesta del cuerpo a ciertos alérgenos y otras sustancias. Afecta a hombres, mujeres y niños.

Entre los alergenos comunes tenemos el polen, polvo, caspa y pelos de animales, moho, humo del cigarro, humedad, contaminación y temperaturas frías.

Cuando el cuerpo entra en contacto con los alergenos se libera histamina en el sistema, esto afecta a las membranas mucosas de los senos, nariz, garganta, ojos y boca provocando los signos y síntomas de un resfriado.

Los síntomas más comunes son estornudos, congestión nasal, picazón en la nariz, tos, dolor de garganta y urticaria.

La rinitis alérgica no es grave y para aliviar los síntomas se suelen usar antihistamínicos y descongestionantes nasales, pero también son útiles estos remedios caseros.

Remedios caseros para la rinitis alérgica

1.- Miel

La miel de la región ayuda a desensibilizar el sistema inmune de tu cuerpo al polen, además tiene propiedades antibacterianas y anti-inflamatorias que ayudan a erradicar los síntomas de la rinitis.

*Consume una o más cucharadas de miel de tu región.
*También puedes mezclar una cucharada de miel con tres o cuatro gotas de jugo de limón fresco en un vaso de agua tibia y toma de inmediato. Haz esto dos veces al día para fortalecer tu sistema inmunológico.

2.- Jengibre

Fortalece el sistema inmunológico y es un antihistamínico natural que ayuda a reducir la inflamación nasal y otros síntomas.

*Mastica pequeños trozos de raíz de jengibre fresco espolvoreado con sal varias veces al día para aliviar la secreción nasal, tos y el dolor de cabeza.

*Toma dos o tres tazas de jengibre al día para una recuperación más rápida. Para hacer el té añade una cucharada de jengibre rallado a una taza de agua y hierve por cinco minutos. Cuela y añade miel y jugo de un limón. Toma el té caliente.

3.- Ajo

Es un antibiótico natural que evita varios síntomas de la rinitis alérgica. Sus propiedades antisépticas ayudan a la pronta recuperación.

*Mastica dos o tres dientes de ajo crudo al día por una o dos semanas para eliminar los síntomas de la fiebre del heno.

*Toma té de ajo, prepáralo hirviendo 3 o 4 dientes de ajo picado en una taza de agua por 10 minutos. Cuela y añade un poco de miel. Toma dos veces al día por una semana.

*Si no soportas el olor o sabor del ajo puedes tomar suplementos si el médico te autoriza.

4.- Ortiga

Reduce la inflamación de las vías respiratorias y ayuda a aliviar la congestión nasal, tos, estornudos y picazón.

*Mezcla una cucharada de hoja de ortiga seca en una taza de agua caliente. Deja reposar por cinco minutos, cuela y añade un poco de miel. Toma este té dos o tres veces al día hasta que desaparezcan los síntomas.

*Si la hoja de ortiga no está disponible puedes tomar cápsulas si tu médico te lo autoriza.

Para prevenir la rinitis alérgica toma el té de ortiga un mes antes de la temporada de alergias.

5.- Vinagre de manzana

Restaura los nutrientes importantes de tu cuerpo y regula tu sistema inmune.

*Pon, en un vaso con agua, una cucharada de vinagre de manzana, una cucharada de jugo de limón recién exprimido y una cucharada de miel. Toma esto tres veces al día hasta sentir mejoría.

6.- Manzanilla

*Mezcla dos cucharadas de flores secas de manzanilla en una taza de agua caliente y deja reposar por cinco minutos. Cuela y añade un poco de jugo de limón y miel. Toma este té tres o cuatro veces al día durante dos o tres días.

*Además, puedes hervir un puñado de flores de manzanilla en agua. Tapa y deja cocer a fuego lento por cinco minutos. Retira del calor, inhala los vapores por 10 minutos. Puedes usar este remedio una vez al día hasta que te recuperes por completo.

7.- Agua salada

Ayuda a diluir el moco y despeja las vías nasales.

*Mezcla media cucharadita de sal de mesa en dos tazas de agua tibia. Inclina la cabeza hacia atrás y pon unas gotas de esta solución en cada orificio nasal utilizando un gotero. Inhala lentamente y luego suena tu nariz para eliminar el exceso de moco y la solución. Repite dos veces al día hasta que tu condición mejore.

*También puedes hacer gárgaras usando agua tibia con sal de mesa.

8.- Vapor

Ayuda a limpiar el exceso de moco que causa la secresión nasal y los estornudos.

*Añade unas gotas de aceite o cristales de mentol y eucalipto a un recipiente con agua caliente, cubre tu cabeza con una toalla y mantenla sobre el recipiente para inhalar el vapor por 10 minutos. Haz esto 3 o 4 veces al día hasta que te recuperes por completo.

9.- Cúrcuma

Ayuda a eliminar los alérgenos del cuerpo, ayudando así a una recuperación más rápida.

*Mezcla una cucharadita de cúrcuma en polvo con un vaso de leche caliente. Toma esto dos veces al día durante una o dos semanas. Esto te ayudará a aflojar el moco en el cuerpo y estimula el sistema inmunológico.

*También puedes preparar una mezcla de seis cucharadas de cúrcuma en polvo y seis de miel. Toma una cucharadita de esta mezcla dos veces al día en temporada de alergias.

10.- Cebolla

Ayuda a reducir síntomas como la tos, secreción nasal y dolor de garganta.

*Añade cuatro cucharadas de jugo de cebolla en un vaso de agua caliente. Haz gárgaras con esta solución varias veces al día hasta que te sientas mejor.

*También puedes mezclar media cucharadita de jugo de cebolla y una de miel pura. Toma esto dos veces al día hasta sentir mejoría.

😍 Los aceites que uso y recomiendo para los remedios naturales son de Young Living y puedes comprarlos en 👉 nuestra tienda en línea