Google+

Sudar es un proceso natural para regular la temperatura en el cuerpo, pero si sudas más de lo normal puedes tener hiperhidrosis.

La sudoración excesiva puede deberse al estrés, la ansiedad, obesidad, deficiencias nutricionales y mala circulación.

Estos remedios caseros te ayudan a disminuir la sudoración excesiva, consulta a tu médico para obtener un diagnóstico adecuado y descartar mayores enfermedades.

Remedios caseros para la sudoración excesiva

remedios caseros para la sudoracion excesiva

1.- Vinagre de manzana

Se usa interna y externamente.

Lava el área que más suda en tu cuerpo y frota vinagre de manzana con ayuda de una bola de algodón. Deja toda la noche, al día siguiente toma un baño y aplica un poco de talco.

Además debes tomar dos cucharaditas de vinagre de manzana mezcladas en un vaso con agua y una cucharada de miel.

2.- Bicarbonato de sodio

Evita la transpiración excesiva, neutraliza el olor y absorbe la humedad.

Mezcla una cucharadita de bicarbonato de sodio con agua para hacer una pasta espesa, agrega 4 gotas de aceite esencial de lavanda o tea tree disponibles en nuestra tienda en línea. Aplica en axilas y partes del cuerpo que sudan mucho. Lava después de 20 minutos.

3.- Té negro

El ácido tánico ayuda a que las glándulas sudoríparas se contraigan para que no produzcan sudor en exceso también mata las bacterias que causan el olor corporal.

Pon una bolsita de té en 3 tazas de agua caliente, deja reposar por 10 minutos, sumerge una toalla o paño en esta solución y frota en axilas y cuello. Aplica esto una vez al día y toma 3 tazas de té negro al día.

4.- Hamamelis

Moja una bola de algodón en hamamelis y aplica diariamente sobre la piel.

5.- Jugo de tomate

El jugo de jitomate tiene propiedades astringentes que ayudan a reducir los poros y bloquean los conductos que secretan sudor.

Toma una taza de jugo de tomate fresco al día por una semana, después una taza cada dos días por otra semana esto ayudará a regular las glándulas sudoríparas.

Antes de bañarte aplica jugo de tomate en las partes del cuerpo que sudan y deja por 15 minutos, enjuaga. Haz esto todos los días hasta notar mejoría.

6.- Limón

Es un desodorante natural que se usa desde hace mucho tiempo. Puedes aplicar el jugo del limón en todo el cuerpo, dejar por 30 minutos y bañarte.

Otra opción es hacer una pasta con limón y bicarbonato de sodio y aplicar en las áreas de sudoración por 20 minutos, después enjuaga con agua fría.

Pero no salgas al sol después de aplicar el limón. Aplica estos remedios en la noche para evitar la reacción que el sol causa al entrar en contacto con el limón que quede en tu piel.

7.- Aceite de coco

El ácido laúrico ayuda a matar las bacterias que causan el mal olor. Aplica aceite de coco en las áreas que más sudan.

8.- Jugo de pasto de trigo

Equilibra los ácidos y las toxinas en la sangre que causan la sudoración.

Toma uno o dos vasos de jugo de pasto de trigo al día hasta notar resultados.