Google+

Los espolones  son pequeñas excrecencias óseas que se forman a lo largo de los márgenes articulares. Normalmente ocurren en la parte posterior de la columna vertebral a medida que una persona envejece. Sin embargo, también aparecen en los pies, ya sea a lo largo de los dedos o del talón.

Aparecen por diversas causas como la fascitis plantar, la tendinitis y la hiperostosis esquelética idiopática difusa. También por el sobrepeso, la presión continua y el uso excesivo de las articulaciones por practicar deportes.

Los espolones pueden no causar síntomas durante años, pero cuando los causan se siente un dolor agudo, hinchazón, inflamación y entumecimiento.

Estos remedios caseros te pueden ayudar a tratar la afección de manera natural.

Remedios caseros para los espolones

remedios caseros para quitar espolones

1. Compresa fría

Usa una compresa fría para reducir el dolor y la hinchazón.

Pon unos cubitos de hielo en una toalla y aplica esto sobre el área afectada por 10 minutos. Puedes poner esta comprensa tres o cuatro veces al día.

2. Jengibre para quitar espolones

Como es un antiinflamatorio natural, puede ayudar a reducir el dolor, la inflamación y la hinchazón. Además, ayuda a mejorar la circulación sanguínea.

Toma té de jengibre 3 veces al día. Prepáralo con una cucharada de jengibre cortado en rodajas finas, agrega a dos tazas de agua y pon a hervir por 10 minutos. Cuela, agrega miel y toma.

También puedes dar un masaje en el área afectada con aceite de jengibre.

3. Vinagre de manzana

Sus propiedades antiinflamatorias ayudan a reducir el dolor y la inflamación. También ayuda a reequilibrar los niveles de pH y prevenir los espolones óseos.

Agrega 2 cucharaditas de vinagre de manzana en un vaso con agua y toma esto dos veces al día hasta que el dolor desaparezca.

4.- Cúrcuma

Sus propiedades antioxidantes y anti inflamatorias ayudan a reducir la inflamación y el dolor.

Pon una cucharadita de cúrcuma en polvo en una taza con leche y calienta a fuego lento. Toma esto dos veces al día.

5.- Linaza

El ácido alfa-linoléico ayuda a reducir el dolor y la inflamación.

Remoja un paño limpio en aceite de linaza tibio y ponlo en el área afectada con una almohadilla térmica para mantener el área caliente. Esto se puede poner una vez al día.

6.- Manzanilla

Sus propiedades anti-inflamatorias y analgésicas reducen el dolor y la inflamación.

Pon una cucharada de manzanilla (seca o fresca) en una taza de agua caliente. Deja reposar por 10 minutos y espera a que se enfríe. Lava el área afectada con esta agua. Además de hacer esto una vez al día puedes tomar 3 tazas de té de manzanilla al día.

7.- Sal de epsom

Los baños con sales de epsom ayudan a reducir el dolor y la hinchazón gracias a los cristales de sulfato de magnesio.

Pon dos tazas de sal de Epsom en una bañera con agua tibia o en un tinaja donde puedas poner los pies. Sumerge por 30 minutos. Este remedio caseros para los espolones se aplican 3 veces por semana.

Este remedio no se debe usar si tienes problemas renales o diabetes.

Además de usar estos remedios caseros para los espolones también puedes hacer ejercicios de bajo impacto para fortalecer el músculo. Consume alimentos saludables que contengan omega-3, magnesio, calcio y vitamina D y K para mantener los huesos fuertes.

Usa zapatos cómodos y apropiados para cada actividad, no consumas alimentos procesados porque alteran el equilibrio mineral en el cuerpo.