Google+

La cera presente en el canal auditivo tiene la función de impedir que el agua entre al oido, pero en ocasiones entra un poco de ella y queda atrapada dentro del oído. Esto causa incomodidad y dolor en algunos casos.

Es necesario averiguar si el líquido se acumula en el oído externo o el oído medio. Si está en el oído medio tienes que ir al médico. Si está en el oído externo se puede retirar con estos remedios caseros.

Remedios caseros para sacar agua de los oídos

1.- Gravedad

Inclina la cabeza hacia un lado para mantener el oído afectado paralelo al suelo. Coloca la palma de tu mano plana contra la oreja y presiona con fuerza durante unos segundos, retira la mano con agilidad para crear un vacío temporal por donde pueda pasar el fluido.

Bostezar y hacer movimientos de masticación también ayuda a que salga el agua del oído.

2.- Maniobra de Valsalva

Cierra la boca y tapa los orificios nasales con los dedos, toma una respiración profunda y sopla suavemente el aire de la nariz para regular la presión del aire. Si se hace correctamente oirás un chasquido y esto significa que el agua salió.

3.- Secadora

Usa la secadora de cabello para convertir el agua en vapor.

Tira el lóbulo de la oreja afectada, mantén un secador de cabello a 24 centimetros de tu oído. Ajusta el calor de la secadora para calentar y pon flujo de aire bajo. Enciende la secadora y apunta directamente al canal auditivo. Mantenla en esa posición por 30 segundos, si es necesario repite de nuevo.

4.- Alcohol y vinagre

Es un remedio antiguo que se usa para matar gérmentes en el oído y secar el agua.

*Mezcla una cucharadita de alcohol y vinagre, usa un cuentagotas para poner dos gotas de esta solución en el oído afectado. Frota la apertura del canal del oído suavemente. Espera 30 segundos, inclina la cabeza para que el líquido se drene fácilmente.

5.- Terapia de calor

Aplica una compresa de calor contra el oído afectado por 30 segundos, espera un minuto y repite. Haz esto cuatro veces seguidas y acuéstate sobre tu lado para ayudar a que el fluido drene.

6.- Vapor

Ayuda a abrir la trompa de Eustaquio y esto fomenta la liberación de fluido atrapado en el oído.

*Calienta agua en un recipiente grande, cuando salga el vapor retira la olla del fuego, cubre tu cabeza con una toalla e inhala el vapor lentamente por 10 minutos. Inclina la cabeza hacia un lado para que el fluido salga.

7.- Peróxido de hidrógeno

Con un cuentagotas aplica cuatro gotas de peróxido de hidrógeno al 3% en el oído afectado. Deja que se asiente por un minuto, inclina la cabeza hacia abajo para permitir que el líquido drene con facilidad.

8.- Sal

Absorbe el agua, el calor de la compresa salada caliente ayuda a que se evapore el líquido y alivia el dolor.

*Calienta un cuarto de taza con sal en el microondas. Pon la sal en un paño de algodón y amarra para que no se salga. Mantén esta tela cerca de la abertura del oído afectado por 3 minutos. Ten cuidado de no quemarte.

9.- Ajo

Tiene propiedades antibacterianas que ayudan a prevenir la infección del oído y a reducir el olor.

*Extrae el jugo de dos o tres dientes de ajo, pon dos gotas de jugo en el oído afectado. Espera un minuto y luego seca el oído con la secadora aproximadamente a 24 centímetros de distancia de la cabeza.

10.- Aceite de oliva

Es un gran remedio para facilitar el flujo de fluido atrapado en el oído.

*Calienta ligeramente un poco de aceite de oliva, con un cuentagotas aplica dos o tres gotas de aceite tibio en el oído, deja que se asiente durante 10 minutos y gira la cabeza para eliminar el aceite.

Si practicas natación evita el oído de nadador con las gotas OHR PROTHEK de venta aquí.

😍 Los aceites que uso y recomiendo para los remedios naturales son de Young Living y puedes comprarlos en 👉 nuestra tienda en línea